La reunión de trabajo en Francia

Una encuesta de 2020 ha demostrado que una gran mayoría de los asalariados franceses cree que las reuniones de trabajo no son productivas. Este tema es aún más delicado ya que dedican un promedio de 4 horas semanales a reuniones (por cierto, se ha demostrado que cuanto más importante es la empresa, más numerosas son las reuniones). Según algunos, empresas están sufriendo una «reunionitis» aguda.

Pero esto es olvidar que en Francia la reunión es más un lugar de debate que de decisión. Por esta razón, aunque en principio es de mala educación interrumpir a un interlocutor, sigue siendo relativamente habitual durante una reunión profesional. Cada uno busca, sobre todo, convencer a la asamblea, explicar y justificar cada elemento mencionado. Las preguntas son numerosas y las digresiones sobre el orden del día son frecuentes. Asimismo, con el fin de facilitar el debate, se desaconseja generalmente interrumpir las conversaciones privadas entre compañeros durante la reunión: éstos no discuten necesariamente sus próximas vacaciones, sin duda también intercambian ideas interesantes sobre el tema en curso.

Los franceses adoptan a menudo un razonamiento deductivo: se basan en un contexto generalpara llegar a propuestas particulares. Un discurso estructurado (donde los conectores se exponen casi sistemáticamente) apoya este razonamiento. También hay una tendencia a personalizarlos problemas, lo que puede relegar a un segundo plano la búsqueda de una solución.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *