Los franceses prefieren las frases en negativo

¿Los franceses siempre ven el vaso medio vacío (en lugar de verlo medio lleno)? De todos modos, lo que es cierto es que se expresan muy a menudo con la negación. ¡Y no solamente en el ámbito profesional!

Así pues pensad: en lugar de “c’est bon marché” que los estudiantes de francés lengua extranjera siempre utilizan, ellos dicen: “c’est pas cher!”. Y sin embargo, “c’est bon marché” es perfectamente correcto. ¿Por qué entonces: “c’est pas cher”? ¡Es un misterio!

Basándose en el mismo modelo, escucharéis: “c’est pas possible”, “c’est pas vrai” por “c’est incroyable”, “c’est pas bon” por “c’est incorrect”, “c’est pas grave” para tranquilizar a alguien y decirle que no se preocupe, “c’est pas dans mon budget” por “c’est trop cher pour moi”, “il est pas grand” en lugar de “il est petit”, o “c’est pas joli” cuando se podría decir “c’est laid”, pero se les oye decir “c’est moche”. Del mismo modo, cuando las temperaturas son frescas, incluso frías, “il fait froid” sería demasiado simple. No, deberéis decir como ellos: “il fait pas chaud”!. Esta manía de expresarse con la negación les empuja incluso a veces al paroxismo y a pronunciar frases como “Ce n’est pas inexact”!

Para vosotros que estáis aprendiendo  francés, esto puede ser una ventaja: en lugar de memorizar las parejas antónimas del léxico, podéis estar satisfechos de recordar una versión y utilizad la negación cuando sea necesario. Ce n’est pas compliqué !

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

La “bûche” de Navidad en Francia

En Navidad, en Francia, la tradición dicta que la comida termine con un postre llamado « bûche » (literalmente “tronco”). Su forma, como su nombre, evoca el trozo de madera cortada que se quema en la chimenea. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX cuando nació este pastel, y mientras la población dejaba progresivamente de calentarse con leña, esta nueva pastelería nos unía a una tradición milenaria: quemar un hermoso tronco en Navidad. Esta tradición que celebra la llegada del solsticio de invierno es, por cierto, ampliamente compartida por muchos pueblos. Por ejemplo, el « Caga Tió », en Cataluña y Aragón, es un tronco decorado con ojos, nariz y boca y cubierto con una barretina. Se le alimenta y, el día de Navidad, los niños le golpean con palos cantando con la esperanza que defeque regalos (generalmente dulces).

El postre se elabora tradicionalmente a partir de un bizcocho cubierto de crema de mantequilla y decorado con hojas de acebo. Pero hoy en día, muchos pasteleros están reinventando la bûche y se puede encontrar en una multitud de formas.

Dos expresiones con la palabra « bûche », que no tienen nada que ver con las tradiciones que acabamos de mencionar:

Dormir comme une bûche : dormir muy profundamente.

(se) prendre une bûche (familier): caer.

¡Os deseamos unas felices fiestas!

Tagged , , ,

Expresiones francesas con la palabra « Affaire »

Hay muchas expresiones acerca de la palabra affaire; todas ellas son muy comunes en el francés de uso cotidiano y… ¡en el français des affaires (francés de negocios)!

Cuando la palabra affaire se utiliza en singular, hay que distinguir primero entre « faire affaire avec » con « faire l’affaire » :

Nous avons finalement fait affaire avec la société X (finalmente hemos negociado y cerrado un acuerdo con la sociedad X).

Si vous n’avez pas d’agrafeuse, du scotch fera l’affaire (es decir, ya nos irá bien).

La locución « avoir affaire à » significa que habéis tenido una relación, un contacto con una persona para negociar, por ejemplo:

Pour négocier le renouvellement du contrat, j’ai eu affaire à l’adjoint du directeur financier.

Une affaire puede ser, dependiendo del contexto, una molestia, una situación delicada, incluso un escándalo (pensemos en l’affaire Dreyfus a finales del siglo XIX o en l’affaire Gürtel, por ejemplo) o una oportunidad (comprar un objeto por la mitad de su valor es pues une affaire). En caso de problemas, también podéis en faire votre affaire, es decir, os encargáis personalmente.

No os dejéis  influenciar por el inglés, que utiliza la palabra francesa affaire para las relaciones extraconyugales: este no es el caso en absoluto en francés (se trataría más bien de una aventure, que, tenemos que admitir, es mucho más romántico…).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Conector lógico « cela étant »

El número de conectores lógicos utilizados por los franceses, tanto al escribir como al hablar, suele ser muy grande. Entre ellos, un articulador lógico de concesión poco o nada conocido por los estudiantes de francés como lengua extranjera: cela étant. Colocado al principio de una frase o de una proposición, significa « malgré ce qui a été dit ou fait » («a pesar de lo que se ha dicho o hecho») y es sinónimo de néanmoins, cependant (no obstante, sin embargo…). Por lo tanto, puedes utilizarlo para matizar tus palabras. En esta locución, étant procede del participio presente del verbo ser:

Les inscriptions sont ouvertes jusqu’au 12 avril. Cela étant, compte tenu de votre situation particulière, nous vous permettons exceptionnellement de vous inscrire jusqu’au 15 inclus.

(Las inscripciones están abiertas hasta el 12 de abril. Sin embargo, teniendo en cuenta su situación particular, excepcionalmente le permitiremos inscribirse hasta el día 15 inclusive).

También encontramos ceci étant, cela dit, ceci dit, o incluso una mezcla con cela (ceci) étant dit.

Como ocurre con casi todos los conectores lógicos, tanto en francés como en otros idiomas, es posible no formular la segunda parte de la proposición que introducen:

J’ai décidé de partir le 23 au matin. Ceci dit…  (Decidí irme el 23 por la mañana. Dicho esto…).

En este último ejemplo, el interlocutor entiende perfectamente que la persona está dispuesta a reconsiderar su decisión y, por tanto, a adelantar o retrasar su salida. No es necesario verbalizarlo. ¡Hablar bien una lengua extranjera a veces significa también saber callar!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Palabras francesas en español

Las palabras viajan y todas los lenguas del mundo toman prestadas palabras de otros idiomas. Cuando el francés toma prestado del español, estamos hablando de un hispanismo; es el caso, por ejemplo, de la palabra patio, que, sin embargo, se pronuncia en Francia « pasio ». Lógicamente, el español también toma prestado del francés: son los galicismos.

Como en el último ejemplo, la palabra a veces se usa tal cual: menú, hotel, restaurant y jardínencuentran así su origen en las palabras menu, hôtel, restaurant y jardin. En otros casos, como peaje, garaje y bricolaje, la palabra se ha modificado ligeramente: péage, garage y bricolage. Es fácil entender que el sufijo –age se ha transformado entonces sistemáticamente en –aje.

Algunas palabras francesas sufrieron una transformación ortográfica más significativa cuando pasaron al español: chófer o cruasán provienen de chauffeur y croissant (aunque los españoles más « puristas » siguen escribiéndolo como los franceses). Menos transparentes son otros términos como esqui, ducha y botella, que derivan del francés ski, douche y bouteille.

A veces, incluso una palabra que parece tan española, hasta el punto de designar una especialidad culinaria famosa en todo el mundo, ¡es de origen francés! ¡Es el caso de jamón que proviene de la palabra francesa jambon!

Si estás interesado, puedes completar esta lista en este sitio.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Decir « Bonjour » en Francia

Al subir al autobús, un español no saluda automáticamente al conductor con un « ¡Hola! ». No se trata de desprecio o de falta de respeto, es la manera de obrar, es cultural. El español sube y se sienta; aunque haya pedido y pagado su billete, es poco probable que haya saludado previamente a su interlocutor.

Los españoles que hayan viajado a Francia y se hayan encontrado en la misma situación seguro que se habrán sorprendido por la reacción del conductor en una situación así (reacción más o menos amable, por cierto).

– Un ticket, s’il vous plaît !

– Bonjour Madame ! (Bonjour Monsieur !)

Y ahora estás obligado a responder a su saludo antes de que reformule tu demanda, lo que dará el siguiente intercambio:

– Un ticket, s’il vous plaît !

– Bonjour Madame ! (Bonjour Monsieur !)

– Bonjour Monsieur !

– Alors, vous m’avez dit un ticket, c’est ça ?

En Francia, el saludo es indispensable en cualquier interacción verbal; rara vez se puede prescindir de él. No respetar esta costumbre te expone a iniciar una conversación, aunque sea muy corta, en malas condiciones. Pero hay situaciones en las que, incluso sin ningún intercambio verbal, se espera que saludes a la otra persona.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

La reunión de trabajo en Francia

Una encuesta de 2020 ha demostrado que una gran mayoría de los asalariados franceses cree que las reuniones de trabajo no son productivas. Este tema es aún más delicado ya que dedican un promedio de 4 horas semanales a reuniones (por cierto, se ha demostrado que cuanto más importante es la empresa, más numerosas son las reuniones). Según algunos, empresas están sufriendo una «reunionitis» aguda.

Pero esto es olvidar que en Francia la reunión es más un lugar de debate que de decisión. Por esta razón, aunque en principio es de mala educación interrumpir a un interlocutor, sigue siendo relativamente habitual durante una reunión profesional. Cada uno busca, sobre todo, convencer a la asamblea, explicar y justificar cada elemento mencionado. Las preguntas son numerosas y las digresiones sobre el orden del día son frecuentes. Asimismo, con el fin de facilitar el debate, se desaconseja generalmente interrumpir las conversaciones privadas entre compañeros durante la reunión: éstos no discuten necesariamente sus próximas vacaciones, sin duda también intercambian ideas interesantes sobre el tema en curso.

Los franceses adoptan a menudo un razonamiento deductivo: se basan en un contexto generalpara llegar a propuestas particulares. Un discurso estructurado (donde los conectores se exponen casi sistemáticamente) apoya este razonamiento. También hay una tendencia a personalizarlos problemas, lo que puede relegar a un segundo plano la búsqueda de una solución.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

Los permisos por motivos personales en Francia

Algunos permisos especiales se denominan «convenances personnelles” (por motivos personales). Un trabajador que desee interrumpir su actividad profesional durante varios meses por motivos personales puede beneficiarse de :

– un permiso legal: el permiso sabático. Sólo tienen derecho a ella los empleados que cumplan determinadas condiciones de antigüedad. El trabajador no debe haber disfrutado de un permiso sabático o de una excedencia por creación de empresa durante un periodo mínimo de tiempo en la misma empresa. La duración, fijada por el convenio colectivo, no puede ser inferior a 6 meses ni superior a 11. En las empresas de menos de 300 trabajadores, el empresario puede rechazar la solicitud del trabajador si considera que esta baja tendrá consecuencias perjudiciales para el buen funcionamiento de la empresa.

– otro permiso no remunerado. A diferencia del permiso sabático, este tipo de permiso no está regulado por la ley: las condiciones se fijan por convenio colectivo o por acuerdo directo con el empresario.

En ambos casos, se suspende el contrato de trabajo del empleado. Por lo tanto, el empresario no debe pagar ninguna remuneración.

Existen otros permisos especiales, ligados a la formación o para actividades cívicas y sociales; en todos los casos, están muy regulados por la ley y dejan poco o ningún margen a los convenios colectivos.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Errores habituales de los hispanohablantes en francés

De la misma manera que una misma comunidad lingüística tenderá a repetir los mismos errores en el léxico, los hispanohablantes, por lo general, reproducen los mismos errores en la sintaxis. Estas dificultades se deben a las interferencias entre la lengua de aprendizaje, aquí el francés, y la o las lenguas maternas; cuando las lenguas son similares, como es el caso entre el francés y el español, es grande la tentación de reproducir estructuras que, sin embargo, ¡pueden ser incorrectasen la lengua de aprendizaje!

A diferencia del español, los porcentajes en francés no están precedidos por un artículo (excepto en casos raros):

Un 52% des votants se sont abstenus.

Excepto en las expresiones heredadas de la Edad Media, los sustantivos siempre están precedidos en francés por un artículo: los hispanohablantes olvidan regularmente el artículo partitivo:

J’ai chance.

J’ai de la chance.

La negación se expresa en francés gracias a la locución separada ne… pas. Al oral, sin embargo, sólo «pas» está expresada, ahora bien, es precisamente ésta la que los estudiantes tienen tendencia a suprimir!

Je ne pars en vacances.

Je pars pas en vacances.

Recordad que siempre en la negación con: «jamais», «personne», «aucun», «rien», debéis suprimir el «pas» :

Il (ne) boit pas jamais d’alcool.

Il ne boit jamais d’alcool.

Finalmente, en la estructura Il/elle/c’est + adjectif + DE + verbe infinitif, la preposición de se olvida casi sistemáticamente:

C’est important partir à l’heure.

C’est important de partir à l’heure.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Diferencia entre el francés hablado y el escrito

Todos los estudiantes lo experimentan: el francés no se pronuncia como se escribe. Esto se debe a que el código oral y el código escrito, a diferencia de las otras lenguas latinas, se alejan como dos continentes. Por supuesto, no estamos en la situación del árabe, donde el árabe literario -lingua franca entre todos los árabes cultivados- coexiste con sus variantes orales y locales (en Marruecos, Túnez, Argelia, etc.). Pero tendemos hacia ello.

Para abreviar, la ortografía del francés se fijó en el siglo XVII, mientras que su pronunciación no ha dejado de evolucionar y cambiar. Es por este motivo que damos tanta importancia a la fonética en nuestros cursos de francés.

Por ello, algunas reglas son útiles para hablar y entender al oral una lengua como el francés si la situación no es formal (es decir, la mayoría de los casos). Algunos sonidos simplemente desaparecen, otros se transforman.

La e final cae, incluso delante de una consonante, en:  me, te, se, le, de y je. Atención, no obstante : « je » se convierte en « j’ » pero se pronuncia « ch » delante de una consonante muda (f, k, t, p, s): j’pars se dice « chpar »; del mismo modo « de » se convierte « d’» pero se pronuncia « » delante de las mismas consonantes mudas: Beaucoup d’farine se dice « bocoutfarine ». Otras vocales finales caen, solamente delante de una vocal : la i del pronombre relativo qui (« c’est toi qu’as fait ça ? »), y la u de tu (« T’es parti quand ? »).

Por último, algunas consonantes finales también tienden a desaparecer: la l de il, ils, elle, elles: por ejemplo, elles sont parties se convierte en « è sont parties »; la r en posición final casi nunca se articula: quatre se pronuncia « kat »; il desaparece por completo en la expresión il y a, que se pronuncia simplemente « ya ».

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , ,