Intercultural | Voilà! Más que francés

Artículos sobre Intercultural

Llevar flores a tus anfitriones en Francia

Imaginemos que estás en Francia: un día te invitan a almorzar a casa de un colega, cliente o proveedor francés con quien, con el tiempo, se ha hecho amigo. Has entendido bien las reglas de la puntualidad y, tras unos cuantos cálculos inteligentes, planeas presentarte en casa de tu anfitrión unos 15 minutos después de la hora que te ha dado (¡no llegar nunca a la hora exacta, sería demasiado pronto!).

Pero, ¿qué vas a llevar? No se puede, como se dice, « llegar con las manos vacías ». Deja la botella de vino. Aunque esto es cada vez más común entre los jóvenes, sigue siendo informal. En cualquier caso, debes conocer muy bien a tu anfitrión, lo que no es el caso aquí. De todos modos, como no sabes lo que vas a comer, no podrás, por definición, elegir el vino más apropiado para la comida. También renuncia a traer el postre -y especialmente esta famosa tarte tatin que te queda tan bien. Sigue siendo demasiado informal.

¿Y entonces qué? Es muy sencillo: ofrece flores, del tipo que quieras. Basta con pasar por una floristería el sábado o el domingo (días tradicionales de las reuniones familiares) para darse cuenta de lo viva que está esta tradición en Francia: a menudo hay cola. Así que planifica con antelación (si no quieres llegar a casa de tus anfitriones con 30 minutos de retraso y esta vez romper la primera regla…).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

Los franceses prefieren las frases en negativo

¿Los franceses siempre ven el vaso medio vacío (en lugar de verlo medio lleno)? De todos modos, lo que es cierto es que se expresan muy a menudo con la negación. ¡Y no solamente en el ámbito profesional!

Así pues pensad: en lugar de “c’est bon marché” que los estudiantes de francés lengua extranjera siempre utilizan, ellos dicen: “c’est pas cher!”. Y sin embargo, “c’est bon marché” es perfectamente correcto. ¿Por qué entonces: “c’est pas cher”? ¡Es un misterio!

Basándose en el mismo modelo, escucharéis: “c’est pas possible”, “c’est pas vrai” por “c’est incroyable”, “c’est pas bon” por “c’est incorrect”, “c’est pas grave” para tranquilizar a alguien y decirle que no se preocupe, “c’est pas dans mon budget” por “c’est trop cher pour moi”, “il est pas grand” en lugar de “il est petit”, o “c’est pas joli” cuando se podría decir “c’est laid”, pero se les oye decir “c’est moche”. Del mismo modo, cuando las temperaturas son frescas, incluso frías, “il fait froid” sería demasiado simple. No, deberéis decir como ellos: “il fait pas chaud”!. Esta manía de expresarse con la negación les empuja incluso a veces al paroxismo y a pronunciar frases como “Ce n’est pas inexact”!

Para vosotros que estáis aprendiendo  francés, esto puede ser una ventaja: en lugar de memorizar las parejas antónimas del léxico, podéis estar satisfechos de recordar una versión y utilizad la negación cuando sea necesario. Ce n’est pas compliqué !

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

La “bûche” de Navidad en Francia

En Navidad, en Francia, la tradición dicta que la comida termine con un postre llamado « bûche » (literalmente “tronco”). Su forma, como su nombre, evoca el trozo de madera cortada que se quema en la chimenea. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX cuando nació este pastel, y mientras la población dejaba progresivamente de calentarse con leña, esta nueva pastelería nos unía a una tradición milenaria: quemar un hermoso tronco en Navidad. Esta tradición que celebra la llegada del solsticio de invierno es, por cierto, ampliamente compartida por muchos pueblos. Por ejemplo, el « Caga Tió », en Cataluña y Aragón, es un tronco decorado con ojos, nariz y boca y cubierto con una barretina. Se le alimenta y, el día de Navidad, los niños le golpean con palos cantando con la esperanza que defeque regalos (generalmente dulces).

El postre se elabora tradicionalmente a partir de un bizcocho cubierto de crema de mantequilla y decorado con hojas de acebo. Pero hoy en día, muchos pasteleros están reinventando la bûche y se puede encontrar en una multitud de formas.

Dos expresiones con la palabra « bûche », que no tienen nada que ver con las tradiciones que acabamos de mencionar:

Dormir comme une bûche : dormir muy profundamente.

(se) prendre une bûche (familier): caer.

¡Os deseamos unas felices fiestas!

Tagged , , ,

Decir « Bonjour » en Francia

Al subir al autobús, un español no saluda automáticamente al conductor con un « ¡Hola! ». No se trata de desprecio o de falta de respeto, es la manera de obrar, es cultural. El español sube y se sienta; aunque haya pedido y pagado su billete, es poco probable que haya saludado previamente a su interlocutor.

Los españoles que hayan viajado a Francia y se hayan encontrado en la misma situación seguro que se habrán sorprendido por la reacción del conductor en una situación así (reacción más o menos amable, por cierto).

– Un ticket, s’il vous plaît !

– Bonjour Madame ! (Bonjour Monsieur !)

Y ahora estás obligado a responder a su saludo antes de que reformule tu demanda, lo que dará el siguiente intercambio:

– Un ticket, s’il vous plaît !

– Bonjour Madame ! (Bonjour Monsieur !)

– Bonjour Monsieur !

– Alors, vous m’avez dit un ticket, c’est ça ?

En Francia, el saludo es indispensable en cualquier interacción verbal; rara vez se puede prescindir de él. No respetar esta costumbre te expone a iniciar una conversación, aunque sea muy corta, en malas condiciones. Pero hay situaciones en las que, incluso sin ningún intercambio verbal, se espera que saludes a la otra persona.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

La reunión de trabajo en Francia

Una encuesta de 2020 ha demostrado que una gran mayoría de los asalariados franceses cree que las reuniones de trabajo no son productivas. Este tema es aún más delicado ya que dedican un promedio de 4 horas semanales a reuniones (por cierto, se ha demostrado que cuanto más importante es la empresa, más numerosas son las reuniones). Según algunos, empresas están sufriendo una «reunionitis» aguda.

Pero esto es olvidar que en Francia la reunión es más un lugar de debate que de decisión. Por esta razón, aunque en principio es de mala educación interrumpir a un interlocutor, sigue siendo relativamente habitual durante una reunión profesional. Cada uno busca, sobre todo, convencer a la asamblea, explicar y justificar cada elemento mencionado. Las preguntas son numerosas y las digresiones sobre el orden del día son frecuentes. Asimismo, con el fin de facilitar el debate, se desaconseja generalmente interrumpir las conversaciones privadas entre compañeros durante la reunión: éstos no discuten necesariamente sus próximas vacaciones, sin duda también intercambian ideas interesantes sobre el tema en curso.

Los franceses adoptan a menudo un razonamiento deductivo: se basan en un contexto generalpara llegar a propuestas particulares. Un discurso estructurado (donde los conectores se exponen casi sistemáticamente) apoya este razonamiento. También hay una tendencia a personalizarlos problemas, lo que puede relegar a un segundo plano la búsqueda de una solución.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

Uso de los conectores lógicos en francés

Los franceses son cartesianos, historia y tradición obligan; ¡aunque también son impulsivos, historia y revoluciones también obligan!

En cualquier caso organizan su pensamiento en torno a conexiones lógicas que casi siempre verbalizan: son los famosos conectores lógicos que expresan la oposición, la concesión, la causa, la consecuencia, la finalidad. Para comunicar eficazmente con los franceses en su lengua, es conveniente no sólo hablar bien la lengua sino también adoptar lo mejor posible sus formas y esquemas de pensamiento. De lo contrario, existe un gran riesgo de que, en el mejor de los casos, no os entiendan bien, y en el peor de los casos, que desconfíen de un discurso que les parecerá amateur o de un bricolaje lleno de aproximaciones.

Su pensamiento parte siempre de lo que las cosas deberían ser y no de lo que son; a veces se interesan más por la teoría que por la realidad, que es lo que les opone al pragmatismo anglosajón (esta oposición queda perfectamente ilustrada por un chiste inglés: Un día se le demuestra a un francés que Dios existe, a lo que el francés responde: «De acuerdo, realmente existe, pero… ¿en teoría?»).

Siempre que sea posible, añadid conectores lógicos a vuestro discurso en francés: vuestro interlocutor siempre os lo agradecerá.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , , ,

Volver a saludar en Francia

Si vuelves a cruzarte con un colega al que ya saludaste a tu llegada, ¿qué harás? Los hispanohablantes, según sus costumbres, tienden a recuperar un «¡Buenos días!». Sin embargo, esto es incorrecto: «Buenos días» sólo se puede decir una vez en el día. ¡Un francés estará desconcertadosi le dices buenos días cada vez que lo veas!

En tal situación, los anglófonos, siguiendo sus costumbres, se cruzan con su colega sin una palabra ni una mirada: esto herirá al francés: «¿Por qué es tan frío y qué ha sucedido desde esta mañana en que me saludó calurosamente?»

¿Qué hay que hacer entonces? En Francia, tu colega buscará tu mirada; cuando se ha establecido el contacto visual, cada uno esboza una sonrisa mientras asiente ligeramente con la cabeza. Nadie se detiene, nada se verbaliza, este «contacto» es muy breve y es inútil exagerar tu sonrisa. Se trata simplemente de decirle al otro que lo hemos reconocido.

Sucede, sin embargo, que los franceses, en tal ocasión, se lanzan un «Rebonjour! ». «Re- » es el prefijo que expresa la repetición: recommencer, rejouer, etc. La fórmula es sin embargo coloquial y su modo más bien humorístico (la sonrisa que la acompaña es más franca que si eliges el contacto visual para volver a saludar a una persona). Algunos se contentan solamente con un «Re!», pero es aún más coloquial. «¡Rebonsoir! » también es posible. Por último, este saludo no es exclusivamente oral y podrás utilizarlo en tus mails (siempre con personas de las que eres cercano).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

Negocios en francés en África Occidental

Muchos países de África Occidental hablan francés y allí podrás hacer negocios en este idioma. Tendrás que adaptarte a la cultura local y es fundamental integrar adecuadamente estas diferencias interculturales.

En principio, los africanos son, en general, mucho más formalistas que los franceses -¡no olvides que estos últimos ya son más formalistas que los mediterráneos! Si un francés tolera fácilmente un enfoque informal, no es tanto el caso de un africano. Este formalismo se refleja en el lenguaje: el estilo es más « escrito » o incluso libresco. Así, en el discurso, la supresión de la primera negación « ne » es menos frecuente: « Je ne pense pas que cela soit important » en lugar de « Je pense pas que cela soit important »; se descarta el estilo coloquial y el argot.

Este formalismo también se refleja en el código de vestimenta, que es más estricto. En general, cualquier ausencia de formalismo se interpreta como una falta de respeto. Las sociedades africanas están extremadamente jerarquizadas y más bien asocian edad y competencia.

A diferencia de los franceses, los africanos recurren a la comunicación indirecta e implícita. Un « sí »no siempre es una garantía de apoyo ni necesariamente una garantía del inicio de la aplicación de una directiva. Asimismo, no es habitual manifestar abiertamente el desacuerdo. A veces es necesario decodificar bien el mensaje: algunos problemas, incluso los graves, se pueden comunicar con medias palabras y una sonrisa, lo que puede generar confusión para algunos occidentales.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Frecuencia de los conectores lógicos en francés

Même si, pourtant, du coup, quand même, donc, certes, orlos francófonos siembran, de una forma natural, sus conversaciones con un número impresionante de conectores lógicos. Otras lenguas eligen omitirlos claramente o al menos no hacen tal uso, que puede parecer abusivo. Quizás esto es todavía una herencia del pensamiento de Descartes, cuya frase más célebre, como por casualidad, es “Je pense, donc je suis”.

Todos los argumentos de un razonamiento se encadenan los unos con los otros por una relación de causa y efecto, de oposición, de concesión, de finalidad. Para los francófonos, expresar casi sistemáticamente todas estas relaciones por un conector obliga al locutor a un pensamiento metódico y permite al oyenteseguir mejor el razonamiento del otro.

Ciertos conectores permiten anunciar con antelación el camino seguido por su pensamiento y crean expectativas en el oyente. Es, por ejemplo, el caso de certes, que requiere 3 etapas:

  1. Certes + anuncio de una afirmación
  2. Mais + objeción a esta afirmación
  3. Donc + consecuencia de esta objeción

Empezando una frase por certes, anunciáis automáticamente las etapas 2 y 3: vuestro interlocutor querrá saber necesariamente dónde queréis llegar. Con un francófono, intentad utilizar certes omitiendo las dos últimas etapas.  Inmediatamente veréis la cara de sorpresa mezclada de incomprensión de vuestro interlocutor: ¡espera la continuación de vuestro razonamiento!

Cuanto más el discurso se define como demostrativo y formal (presentación de proyectos, análisis de resultados, etc.), más los conectores son proporcionalmente numerosos. Saber utilizar bien los conectores mejorará sensiblemente vuestra comunicación con los francófonos.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

Interculturalidad: el peso del sistema educativo

Para conocer mejor las características culturales e interactivas de una comunidad, es absolutamente indispensable conocer el sistema educativo y los valores que transmite indirectamente. De hecho, es el sistema educativo el que determina en gran medida la relación de los individuos con la autoridad, el modo de comunicación, las actitudes en público o la percepciónde uno mismo. Este desconocimiento es el origen de muchos malentendidos interculturales y, sin embargo: ¿quién se toma el tiempo para interesarse realmente en ello?

¿Cuáles son las características del sistema educativo francés? Resumiendo muy brevemente, se podría decir que en Francia la educación tiene dos objetivos:

  • Desarrollar la independencia y la autonomía de cada persona
  • Saber exponer sus ideas personales y poder defenderlas frente a la contradicción

La primera observación que se impone es que el trabajo en equipo, saber cooperar con el otro, negociar objetivos y medios, no es un objetivo prioritario del sistema educativo francés. La segunda es que un francés tenderá a seguir instrucciones, incluso órdenes, sólo si las entiende y las comparte. El impacto de estas particularidades en la vida profesional es evidente: la autonomía, luego el espíritu de equipo, la Razón y luego la jerarquía.

¡Deberás tenerlo en cuenta cuando tengas que colaborar con franceses si quieres que esto salga lo mejor posible!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,