Coloquial | Voilà! Más que francés

Artículos sobre Coloquial

Enlace y deformaciones orales incorrectas en francés

La aversión al hiato explica muchas de las «excepciones» gramaticales (generalmente incomprensibles para los estudiantes de Francés como Lengua Extranjera). También es la razón de ser de la norma del enlace. Sin entrar en detalles (algunos enlaces son obligatorios, otros son facultativos, los últimos están prohibidos), la razón misma del enlace es evitar el hiato. En «Un ami», si no hiciéramos el enlace (enlace obligatorio en este caso), pronunciaríamos la vocal nasal «un» seguida de la vocal a; para evitarlo, los franceses hacen el enlace y dicen: un/na/mi

Evitar el hiato también explica ciertas deformaciones orales, que, aunque incorrectas, no son menos frecuentes en el discurso espontáneo y familiar:

  • En principio, Qu’ es la versión del pronombre relativo o interrogativo Que delante de vocal: C’est ce que je dis / C’est ce qu’il fait / Qu’est-il arrivé?; pero Qu’ se convierte también, al oral, en la versión del pronombre relativo Qui delante de un palabra que comienza por una vocal: « L’homme qui est arrivé hier » se transforma al oral en « L’homme qu’est arrivé hier ».
  • De la misma manera, Tu se convierte en T’ delante de vocal: « Tu es arrivé hier ? » / « T’es arrivé hier ? ».

Por supuesto, hay muchos casos donde el hiato no desaparece (¡de todas maneras no se pueden multiplicar los « trucos » para evitarlo!), como en « Il a eu » o « Ça a été imposible ». Los franceses, que prefieren pronunciar sílabas formadas por una consonante y una vocal (lo que representa a sus ojos una regularidad equilibrada y armoniosa), están obligados entonces a articular sílabas reducidas a una vocal: « Il a eu » = i-la-eu (es decir vocal/consonante+vocal/vocal).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , , ,

Escribir fácilmente sencillos emails en francés

Muchos alumnos de francés lengua extranjera quieren, sobre todo, ser capaces de expresarse oralmente. Muchos también necesitan escribir breves y sencillos emails. Ésta es, generalmente, una tarea que preocupa porque es un poco delicada. Muy próximo al lenguaje oral, este tipo de escritura, (llamada “escritura digital”) no es simplemente la adopción de un estilo oral: de alguna manera es un entremedio entre el lenguaje oral y el escrito. Un email muy “oral” sería demasiado familiar, un mail demasiado “escrito” sería ridículo.

También es necesario conocer las principales características de estos escritos digitales:

– el uso predominante del presente: por lo tanto, es un tiempo verbal que debéis dominar. ¡No hay suerte!, como en todos las lenguas latinas, en francés ¡el presente es el tiempo verbal más complicado!

– el uso más frecuente que en el lenguaje oral y en el escrito, de los pronombres de primera persona. Por lo que podéis concentrar vuestro esfuerzo de memorización, si andáis cortos de tiempo, en la morfología verbal de “Je” y “Nous” (evitad el “on”, muy usado oralmente pero demasiado relajado para un email profesional).

– la importancia del uso de verbos modales, es decir: pouvoir, vouloir, devoir.

– simplificación de la escritura como el uso de las abreviaturas y las siglas (RV significa rendez-vous (cita), dispo significa disponible (disponible) o disponibilité (disponibilidad)).

la escritura fonética (esta escritura es sin embargo muy familiar y debéis aseguraros de que la relación que mantenéis con vuestro correspondiente es la más adecuada).

Finalmente, tened en cuenta que, actualmente, entre los saludos finales más utilizados, tenéis: « À très vite », para enfatizar el hecho de que permanecéis en contacto estrecho con vuestro interlocutor y « Bien à vous », que tiene la ventaja de no ser ni demasiado formal ni demasiado familiar.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

Hablando de trabajo en francés: « Boîte » y « Taf »

Dos expresiones coloquiales son muy utilizadas por los francófonos para referirse a sus actividades profesionales. La palabra « boîte », con su acento circunflejo en la i, ya se utilizaba en francés en el siglo XII. Derivaría del galo-romano buxita, que vendría del latín buxus, el boj del que se hacían ciertas cajas y que dio el equivalente inglés box (ya hemos visto que muchas palabras inglesas derivan directamente del francés).

« Boîte » designó primero, en varios argots, un lugar cerrado, donde se está apretado, encerrado (pensad que boîte se convertiría más tarde en un sinónimo de discoteca), incómodo y… donde, finalmente, se trabaja. Por tanto, la palabra ha acabado designando comúnmente a una empresa: « Je viens de changer de boîte » (Acabo de cambiar de empresa), « Et ta boîte, ça va ? » (¿Cómo va en tu empresa?), etc. Es importante saber: en una conversación espontánea, los franceses prefieren hablar de boîte que de empresa.

¿Pero qué se hace en una empresa? Se trabaja, por supuesto. Pero, mejor aún, « on bosse » (se trabaja) o « on taffe » (los dos verbos son sinónimos y coloquiales). « Taffer » viene de « taf », sinónimo coloquial de trabajo : « Et ton taf, ça va ? » (¿Va bien tu trabajo ?), « Désolé, je ne peux pas, j’ai trop de taf. » (Lo siento, no puedo, tengo demasiado trabajo). El origen de la palabra « taf » es oscuro: ¿un acrónimo de « Travail À Faire » (trabajo por hacer) dado por los profesores? ¿O es una palabra que desciende del antiguo argot de los ladrones, el taf que designa la parte del botín, por tanto, la recompensa por un trabajo? No confundáis taf con la taffe: esta última, también coloquial, ¡se refiere a una calada de cigarrillo!

Por supuesto, puedes encontrar estas dos palabras en la misma frase: « Dans ma nouvelle boîte, on taffe jamais le vendredi après-midi ! » (¡En mi nueva empresa, nunca trabajamos los viernes por la tarde!).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

La expresión «On va dire» en francés

Desde hace poco más de diez años, una expresión se ha difundido rápidamente entre casi todos los hablantes franceses: « On va dire » (literalmente «Vamos a decir»).

On va dire que c’est possible.

On va dire qu’il a un caractère difficile.

« On va dire » pretende en principio introducir la opinión del hablante. Hay muchas expresiones sinónimas: « Disons que », « Je dirais que » o « Je pense que ».

Je dirais que c’est possible.

Je pense qu’il a un caractère difficile.

Sin embargo, el significado no es exactamente el mismo. Con « On va dire », el interlocutor se implica personalmente menos. La expresión es también menos franca. Parece introducir el resultado de un acuerdo, de una negociación. El interlocutor trata así de evitar toda confrontación, es más políticamente correcto (y en esto la locución es bien contemporánea).

Pero la expresión también se ha convertido en un verdadero tic del lenguaje, lo que es insoportable para muchos. Además, al usarlo, algunas personas parecen admitir que no encuentran la palabra correcta y que utilizan una, a falta de otra más exacta.

– C’était comment, la réunion ?

– On va dire… intéressante !

A tener en cuenta también la locución-frase « On va dire ça comme ça » («Vamos a decirlo de esta manera») : la persona no está completamente de acuerdo con su interlocutor pero prefiere no extenderse.

– Il est parfaitement bilingue en russe !

– On va dire ça comme ça !

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Volver a saludar en Francia

Si vuelves a cruzarte con un colega al que ya saludaste a tu llegada, ¿qué harás? Los hispanohablantes, según sus costumbres, tienden a recuperar un «¡Buenos días!». Sin embargo, esto es incorrecto: «Buenos días» sólo se puede decir una vez en el día. ¡Un francés estará desconcertadosi le dices buenos días cada vez que lo veas!

En tal situación, los anglófonos, siguiendo sus costumbres, se cruzan con su colega sin una palabra ni una mirada: esto herirá al francés: «¿Por qué es tan frío y qué ha sucedido desde esta mañana en que me saludó calurosamente?»

¿Qué hay que hacer entonces? En Francia, tu colega buscará tu mirada; cuando se ha establecido el contacto visual, cada uno esboza una sonrisa mientras asiente ligeramente con la cabeza. Nadie se detiene, nada se verbaliza, este «contacto» es muy breve y es inútil exagerar tu sonrisa. Se trata simplemente de decirle al otro que lo hemos reconocido.

Sucede, sin embargo, que los franceses, en tal ocasión, se lanzan un «Rebonjour! ». «Re- » es el prefijo que expresa la repetición: recommencer, rejouer, etc. La fórmula es sin embargo coloquial y su modo más bien humorístico (la sonrisa que la acompaña es más franca que si eliges el contacto visual para volver a saludar a una persona). Algunos se contentan solamente con un «Re!», pero es aún más coloquial. «¡Rebonsoir! » también es posible. Por último, este saludo no es exclusivamente oral y podrás utilizarlo en tus mails (siempre con personas de las que eres cercano).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

El uso de siglas y abreviaturas en francés

A los franceses les encanta utilizar abreviaturas y siglas, simplemente para ir más rápido cuando hablan (por la misma razón, suelen eliminar la e caduca o muda). Por lo tanto, las palabras de más de tres sílabas, con la mayor frecuencia posible, se acortan sin piedad.

Hablemos de las siglas. La técnica consiste en formar una palabra a partir de las letras iniciales. Cada letra es pronunciada, una tras otra, utilizando la misma base que la fonética del alfabeto. Cuando las escribimos, en principio, tenemos que poner un punto después de cada letra, pero se hace cada vez menos, como si, de hecho, la sigla se convirtiera en una palabra en sí misma.

En el campo del léxico, en relación con el francés comercial, se encuentran pues: PDG (Président Directeur Général), un trabajo en CDI (Contrat à Durée Indéterminée) o CDD (Contrat à Durée Déterminée), el SMIC(Salaire Minimum Interprofessionnel de Croissance), DRH (Directeur des Ressources Humaines), etc.

La abreviatura se hace por el acortamiento del principio o del final de la palabra. En la mayoría de los casos, se eliminan las últimas sílabas de la palabra (apócope): compta (comptabilité), bac(baccalauréat), Bon app ! (Bon appétit !), la pub (publicité), À plus ! (À plus tard), aprem (après-midi), etc. A veces, se eliminan las primeras sílabas (aféresis): en el lenguaje hablado y relajado, bonsoir se convierte en « ‘soir », américain en « ricain », etc.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

Dar un beso en Francia

En Francia, la forma más habitual de saludarse entre personas próximas sigue siendo el beso, incluso entre hombres. La primera vez que besas a alguien, surgen dos dificultades. En primer lugar, tendrás que decidir con qué mejilla comenzarás: ¿la derecha o la izquierda? ¡No todo el mundo comienza por la misma! Si se pone la misma mejilla que nuestro interlocutor, se producirá un pequeño momento de confusión, especialmente porque nuestras respectivas bocas de repente estarán muy cerca y besarse en la boca está reservado para aquellos que se aman

La segunda dificultad es la cantidad de besos. La mayoría de los franceses hacen dos; algunos, muy minoritarios, solo hacen uno; otros hacen tres (en el sudeste) o incluso cuatro (al norte del Loira). Si no cuentas con el mismo número de besos que tu interlocutor, es la ocasión propicia para otro momento de confusión: uno de los dos, deseando dar un beso adicional, avanzará la mejillamientras que el otro, habiendo terminado, alejará su cabeza. La primera persona, por lo tanto, se verá momentáneamente un poco ridícula.

Estas dos dificultades no son exclusivas de los extranjeros que no conocen bien las costumbresfrancesas: los propios franceses están acostumbrados a manejar este tipo de situaciones. ¿Cómo resolver estas situaciones, que son aún más delicadas si no conoces o no conoces bien a la otra persona (de lo contrario, sabrías con qué mejilla comienza y la cantidad de besos que hace)? En ambos casos, los franceses tienen la misma reacción: ríen (para reducir la vergüenza) y comentanla situación: ¿¡Ah!? ¿Empieza /empiezas por la derecha? « ¿¡Ah!? ¿Hace / haces tres? ». Nos reímos y cada uno memoriza la manera de hacer del otro: la próxima vez, antes de besarse, siempre riendo, diremos « ¿Así que? ¿por dónde empezamos? con la izquierda o la derecha? » « ¿Cuántoshacemos? » . De esta manera, encontraremos un terreno común y habremos fijado nuestro saludopara el futuro.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Oralmente, el conector lógico francés « histoire de »

En la enseñanza de la lengua francesa, hay algunas palabras o frases que son los grandes olvidados. ¿Por qué un descuido así? Porque a menudo solamente se utilizan oralmente (y, por lo tanto, pertenecen al registro informal) y el idioma de aprendizaje todavía es, frecuentemente, la lengua escrita.

Este es el caso del conector lógico «histoire de». Al oral, «histoire de» compite con «pour» y «afin de». Algunos hablantes parece que sólo conozcan «histoire de», convirtiéndose en un verdadero tic de la lengua. Como «pour», también introduce la finalidad. Sin embargo, a diferencia de éste, no puede estar seguido por un sustantivo. Obligatoriamente tendréis que ponerle detrás un verbo en infinitivo.

Je les ai rappelés hier, histoire de voir s’ils se souvenaient de moi.

Nous sommes allés au parc Monceau, histoire de nous aérer un peu.

En general, el hablante señala una breve pausa justo antes del conector «histoire de» (lo que hemos señalado con la coma).

En la escritura, «histoire de» casi nunca se utiliza, sería demasiado informal. Es preferible el uso de: «pour», «afin de», «de façon que», etc.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

El conector lógico « histoire de » en francés

Son conocidos los conectores lógicos que introducen la finalidad tradicionalmente enseñados en francés como lengua extranjera: pour (pour que), afin de (afin que), dans le but de. A veces añadimos una serie de locuciones más formales que expresan un objetivo a evitar: de peur de (de peur que) et de crainte de (de crainte que). Esto suele ser casi todo.

En comparación con otras articulaciones lógicas (especialmente las de la causa, la consecuencia, la oposición y la concesión), el idioma francés parece bastante pobre para introducir la finalidad. Especialmente cuando conocemos el amor de los franceses por los conectores lógicos.

Sin embargo, hay otra locución, raramente estudiada en clase y casi nunca presentada en los libros de texto, conocida y ampliamente utilizada oralmente por todos los francófonos (hasta el punto de eliminar a todas las demás). Es histoire de :

Tu ne veux pas qu’on s’arrête un peu, histoire de manger quelque chose ?

La locución histoire de se puede adaptar en histoire que + subjuntivo cuando el sujeto de las oraciones es diferente:

Il leur a envoyé un plan de la région histoire qu’elles puissent trouver la maison sans problème.

Por su frecuencia en el uso oral, histoire de sería un poco el equivalente de du coup (que introduce la consecuencia).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

El tuteo en el trabajo

Durante mucho tiempo reservado a la esfera familiar o íntima (ver nuestro post), el «tú» se democratiza, incluso en el trabajo. Por tanto, el tuteo ya no se considera una grosería (antes, tutear a una persona imprudentemente te exponía a la réplica fulminante: « On n’a pas élevé les cochons ensemble ! », es decir: «¡No hemos criado a los cerdos juntos!»).

En algunas empresas, el sociólogo Baptiste Coulmont habla incluso de «cultura del tuteo», ya que esta generalización, lejos de ser una opción, se convierte poco a poco en el modo habitual de comunicación.

¿Cuáles son las razones de esta tendencia? La voluntad de difuminar las diferencias jerárquicas parece la principal. El uso del «tú» da también una imagen más moderna y relajada de la empresa: parece que las start-up han adoptado el futbolín y el tenis de mesa al mismo tiempo que el tuteo!

Ciertamente, algunos sectores, en particular la administración pública, presentan signos de resistencia a la emergencia del «tú». Pero, sobre todo, como explica Alex Alber de la Universidad de Tours, «se trata, ante todo, de una práctica de hombres y ejecutivos del sector privado. Sólo una de cada diez mujeres tutea a su jefe. Sin embargo, este es el caso de siete de cada diez hombres». Lejos de indicar realmente alguna proximidad, el tuteo parece ser más bien un sutil marcador social. Un(a) empleado(a) preferirá, en principio, tratar de usted a su superior. La generalización del «tú» no es, por tanto, tan sistemática como parece…

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , , ,