Volver a saludar en Francia

Si vuelves a cruzarte con un colega al que ya saludaste a tu llegada, ¿qué harás? Los hispanohablantes, según sus costumbres, tienden a recuperar un «¡Buenos días!». Sin embargo, esto es incorrecto: «Buenos días» sólo se puede decir una vez en el día. ¡Un francés estará desconcertadosi le dices buenos días cada vez que lo veas!

En tal situación, los anglófonos, siguiendo sus costumbres, se cruzan con su colega sin una palabra ni una mirada: esto herirá al francés: «¿Por qué es tan frío y qué ha sucedido desde esta mañana en que me saludó calurosamente?»

¿Qué hay que hacer entonces? En Francia, tu colega buscará tu mirada; cuando se ha establecido el contacto visual, cada uno esboza una sonrisa mientras asiente ligeramente con la cabeza. Nadie se detiene, nada se verbaliza, este «contacto» es muy breve y es inútil exagerar tu sonrisa. Se trata simplemente de decirle al otro que lo hemos reconocido.

Sucede, sin embargo, que los franceses, en tal ocasión, se lanzan un «Rebonjour! ». «Re- » es el prefijo que expresa la repetición: recommencer, rejouer, etc. La fórmula es sin embargo coloquial y su modo más bien humorístico (la sonrisa que la acompaña es más franca que si eliges el contacto visual para volver a saludar a una persona). Algunos se contentan solamente con un «Re!», pero es aún más coloquial. «¡Rebonsoir! » también es posible. Por último, este saludo no es exclusivamente oral y podrás utilizarlo en tus mails (siempre con personas de las que eres cercano).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

Negocios en francés en África Occidental

Muchos países de África Occidental hablan francés y allí podrás hacer negocios en este idioma. Tendrás que adaptarte a la cultura local y es fundamental integrar adecuadamente estas diferencias interculturales.

En principio, los africanos son, en general, mucho más formalistas que los franceses -¡no olvides que estos últimos ya son más formalistas que los mediterráneos! Si un francés tolera fácilmente un enfoque informal, no es tanto el caso de un africano. Este formalismo se refleja en el lenguaje: el estilo es más « escrito » o incluso libresco. Así, en el discurso, la supresión de la primera negación « ne » es menos frecuente: « Je ne pense pas que cela soit important » en lugar de « Je pense pas que cela soit important »; se descarta el estilo coloquial y el argot.

Este formalismo también se refleja en el código de vestimenta, que es más estricto. En general, cualquier ausencia de formalismo se interpreta como una falta de respeto. Las sociedades africanas están extremadamente jerarquizadas y más bien asocian edad y competencia.

A diferencia de los franceses, los africanos recurren a la comunicación indirecta e implícita. Un « sí »no siempre es una garantía de apoyo ni necesariamente una garantía del inicio de la aplicación de una directiva. Asimismo, no es habitual manifestar abiertamente el desacuerdo. A veces es necesario decodificar bien el mensaje: algunos problemas, incluso los graves, se pueden comunicar con medias palabras y una sonrisa, lo que puede generar confusión para algunos occidentales.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Frecuencia de los conectores lógicos en francés

Même si, pourtant, du coup, quand même, donc, certes, orlos francófonos siembran, de una forma natural, sus conversaciones con un número impresionante de conectores lógicos. Otras lenguas eligen omitirlos claramente o al menos no hacen tal uso, que puede parecer abusivo. Quizás esto es todavía una herencia del pensamiento de Descartes, cuya frase más célebre, como por casualidad, es “Je pense, donc je suis”.

Todos los argumentos de un razonamiento se encadenan los unos con los otros por una relación de causa y efecto, de oposición, de concesión, de finalidad. Para los francófonos, expresar casi sistemáticamente todas estas relaciones por un conector obliga al locutor a un pensamiento metódico y permite al oyenteseguir mejor el razonamiento del otro.

Ciertos conectores permiten anunciar con antelación el camino seguido por su pensamiento y crean expectativas en el oyente. Es, por ejemplo, el caso de certes, que requiere 3 etapas:

  1. Certes + anuncio de una afirmación
  2. Mais + objeción a esta afirmación
  3. Donc + consecuencia de esta objeción

Empezando una frase por certes, anunciáis automáticamente las etapas 2 y 3: vuestro interlocutor querrá saber necesariamente dónde queréis llegar. Con un francófono, intentad utilizar certes omitiendo las dos últimas etapas.  Inmediatamente veréis la cara de sorpresa mezclada de incomprensión de vuestro interlocutor: ¡espera la continuación de vuestro razonamiento!

Cuanto más el discurso se define como demostrativo y formal (presentación de proyectos, análisis de resultados, etc.), más los conectores son proporcionalmente numerosos. Saber utilizar bien los conectores mejorará sensiblemente vuestra comunicación con los francófonos.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

Interculturalidad: el peso del sistema educativo

Para conocer mejor las características culturales e interactivas de una comunidad, es absolutamente indispensable conocer el sistema educativo y los valores que transmite indirectamente. De hecho, es el sistema educativo el que determina en gran medida la relación de los individuos con la autoridad, el modo de comunicación, las actitudes en público o la percepciónde uno mismo. Este desconocimiento es el origen de muchos malentendidos interculturales y, sin embargo: ¿quién se toma el tiempo para interesarse realmente en ello?

¿Cuáles son las características del sistema educativo francés? Resumiendo muy brevemente, se podría decir que en Francia la educación tiene dos objetivos:

  • Desarrollar la independencia y la autonomía de cada persona
  • Saber exponer sus ideas personales y poder defenderlas frente a la contradicción

La primera observación que se impone es que el trabajo en equipo, saber cooperar con el otro, negociar objetivos y medios, no es un objetivo prioritario del sistema educativo francés. La segunda es que un francés tenderá a seguir instrucciones, incluso órdenes, sólo si las entiende y las comparte. El impacto de estas particularidades en la vida profesional es evidente: la autonomía, luego el espíritu de equipo, la Razón y luego la jerarquía.

¡Deberás tenerlo en cuenta cuando tengas que colaborar con franceses si quieres que esto salga lo mejor posible!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

Utilizar conjuntamente mais y quand même en francés

Al oral, para expresar la oposición, muchos franceses utilizan (y a veces abusan) del mais utilizándolo con el quand même.

Obviamente, los podéis utilizar de manera separada:

– Je lui ai dit que c’était dangereux mais il est parti.

– Je lui ai dit que c’était dangereux: il est quand même parti.

Pero al oral, también se dice:

– Je lui ai dit que c’était dangereux mais il est quand même parti. (o: mais il est parti quand même)

En este caso, quand même viene a reforzar el mais y la oposición. Es un poco como, en el oral, a veces se hacen repeticiones innecesarias:

Paul, il est parti avec sa voisine.

Le livre, tu me le rends demain, d’accord ?

Para utilizar bien quand même, tenéis que colocarlo después del verbo:

*Il n’a pas le permis, quand même il conduit* n’est pas possible.

Il n’a pas le permis (mais) il conduit quand même.

Sin embargo, cuando es utilizado en asociación con mais, es posible encontrarlo antes del verbo:

Il n’a pas le permis mais quand même il conduit !

Quand même es utilizado igualmente para mostrar su descontento, para indicar que el otro exagera. Imaginad que os empujan un poco bruscamente en una cola; os giráis y decís frunciendo las cejas a la persona situada detrás vuestro: «Quand même

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

El uso de siglas y abreviaturas en francés

A los franceses les encanta utilizar abreviaturas y siglas, simplemente para ir más rápido cuando hablan (por la misma razón, suelen eliminar la e caduca o muda). Por lo tanto, las palabras de más de tres sílabas, con la mayor frecuencia posible, se acortan sin piedad.

Hablemos de las siglas. La técnica consiste en formar una palabra a partir de las letras iniciales. Cada letra es pronunciada, una tras otra, utilizando la misma base que la fonética del alfabeto. Cuando las escribimos, en principio, tenemos que poner un punto después de cada letra, pero se hace cada vez menos, como si, de hecho, la sigla se convirtiera en una palabra en sí misma.

En el campo del léxico, en relación con el francés comercial, se encuentran pues: PDG (Président Directeur Général), un trabajo en CDI (Contrat à Durée Indéterminée) o CDD (Contrat à Durée Déterminée), el SMIC(Salaire Minimum Interprofessionnel de Croissance), DRH (Directeur des Ressources Humaines), etc.

La abreviatura se hace por el acortamiento del principio o del final de la palabra. En la mayoría de los casos, se eliminan las últimas sílabas de la palabra (apócope): compta (comptabilité), bac(baccalauréat), Bon app ! (Bon appétit !), la pub (publicité), À plus ! (À plus tard), aprem (après-midi), etc. A veces, se eliminan las primeras sílabas (aféresis): en el lenguaje hablado y relajado, bonsoir se convierte en « ‘soir », américain en « ricain », etc.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

La expresión francesa « N’importe quoi »

La locución « n’importe quoi », actualmente tan frecuente en el habla espontánea de los franceses es, sin embargo, muy antigua: ha conservado también la sintaxis del francés antiguo. Hoy en día, sería más bien, « il n’importe pas quoi ».

La expresión tiene dos significados. El primero es el más simple porque puede ser fácilmente traducido al español. « N’importe quoi  » significa « cualquier cosa »; por lo tanto, no importa especificarlo.

Cette petite boîte est vraiment pratique, elle peut contenir n’importe quoi ! (Esta cajita es muy práctica, ¡puede contener cualquier cosa!)

Il ferait n’importe quoi pour arriver à ses fins. (Haría cualquier cosa para salirse con la suya).

Pero la locución se usa mucho más a menudo en su segundo significado. Entonces es un sinónimo de tontería, absurdo; en cualquier caso, se trata de algo que no se corresponde con la situación.

Tu dis n’importe quoi ! (¡Estás diciendo tonterías!)

A veces es una respuesta por sí misma:

– Il parait que pour se protéger du coronavirus, il faut porter cette amulette… (Dicen que para protegerse del coronavirus, hay que llevar este amuleto…)

– N’importe quoi ! (¡Tonterías!)

La expresión se convierte incluso en un sustantivo en « du n’importe quoi », como si tratáramos de cuantificar el disparate o la estupidez.

Mais c’est pas du tout ce qu’il fallait faire ! C’est du n’importe quoi ! (¡Pero eso no es para nada lo que había que hacer! ¡Es un disparate!)

Rémi Gaillardun famoso humorista de la red, lo usa para su lema:

C’est en faisant n’importe quoi qu’on devient n’importe qui ! (¡A fuerza de hacer cualquier cosa nos convertimos en un cualquiera!)

Esta fórmula, por su versatilidad, ¡la hace imprescindible para las expresiones francesas!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , ,

La Cuenta Personal de Formación en Francia

En enero de 2019 entró en vigor una importante reforma de la formación profesional. El principal cambio fue la monetización del CPF (Compte Personnel de Formation, es decir la Cuenta Personal de Formación). Desde entonces, los empleados tienen su CPF acreditado en euros y ya no en horas. A cada empleado se le acreditarán 500 € anuales a su CPF. La cantidad se limitará a 5.000 €. Para los empleados sin cualificación, el CPF se incrementará, se le acreditarán 800 € al año. La cantidad se limitará a 8.000 €. Para adaptar la duración de la formación a las necesidades de la persona, el CPF puede ser incrementado por empresas y por convenios colectivos de sectoriales.

El cálculo para los empleados a tiempo parcial se prorratea lógicamente según las horas trabajadas. Lo mismo se aplica a los demandantes de empleo que, como recordatorio, no acumulan créditos durante el período de desempleo. Para los empleados que ya tenían horas de CPF en el momento de la entrada en vigor de la reforma, el Ministerio de Trabajo ha fijado la tasa de conversión de la hora en 15 € IVA incluido.

Las empresas participan en la financiación de medidas de formación continua para su personal y los demandantes de empleo, mediante el pago de una contribución anual denominada «cotisation formation professionnelle» («contribución de formación profesional»), independientemente del número de empleados, la naturaleza de la actividad y la forma jurídica (empresa individual o sociedad). La cantidad de esta contribución depende del número de empleados.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , ,

La locución francesa « On va pas se mentir »

En todas las épocas, ciertas expresiones se convierten de repente en verdaderos tics del lenguaje. Su uso constante por una gran parte de la población exaspera a quienes se resisten a ellas y las ven como fórmulas huecas y sin sentido. Este ha sido el caso, durante los últimos diez años más o menos, de « On va pas se mentir » es decir: “No nos vamos a engañar a nosotros mismos” (la variante « Il faut pas se mentir » también existe); la expresión era incluso el nombre de un programa de televisión entre 2012 y 2016.

Primero notareis la ausencia de la primera negación « ne » (« On ne va pas se mentir »), que es una clara indicación del origen oral de la expresión. ¿Qué significa esto? Anuncia que el orador se niega no sólo a mentir sino a dejarse engañar por las apariencias: expondrá los hechos tal como son. Por lo tanto, es una forma de mostrar que uno es franco e inteligente. Siendo una expresión gratificante para el orador que la utiliza, « On va pas se mentir » es lógicamente popular entre la población.

El problema es que la expresión se usa muy a menudo para pronunciar banalidades… Por ejemplo, un artículo sobre la calidad de los productos cosméticos se titula « On va pas se mentir… l’industrie nous ment ! » (“No nos vamos a engañar a nosotros mismos… la industria nos engaña!”), que, admitámoslo, no es un gran descubrimiento. A diario, oirás frases como:

On va pas se mentir, je ne suis plus tout jeune (No nos vamos a engañar, ya no soy joven).

On va pas se mentir, je suis vraiment fatiguée (No nos vamos a engañar, estoy muy cansada).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

Dar un beso en Francia

En Francia, la forma más habitual de saludarse entre personas próximas sigue siendo el beso, incluso entre hombres. La primera vez que besas a alguien, surgen dos dificultades. En primer lugar, tendrás que decidir con qué mejilla comenzarás: ¿la derecha o la izquierda? ¡No todo el mundo comienza por la misma! Si se pone la misma mejilla que nuestro interlocutor, se producirá un pequeño momento de confusión, especialmente porque nuestras respectivas bocas de repente estarán muy cerca y besarse en la boca está reservado para aquellos que se aman

La segunda dificultad es la cantidad de besos. La mayoría de los franceses hacen dos; algunos, muy minoritarios, solo hacen uno; otros hacen tres (en el sudeste) o incluso cuatro (al norte del Loira). Si no cuentas con el mismo número de besos que tu interlocutor, es la ocasión propicia para otro momento de confusión: uno de los dos, deseando dar un beso adicional, avanzará la mejillamientras que el otro, habiendo terminado, alejará su cabeza. La primera persona, por lo tanto, se verá momentáneamente un poco ridícula.

Estas dos dificultades no son exclusivas de los extranjeros que no conocen bien las costumbresfrancesas: los propios franceses están acostumbrados a manejar este tipo de situaciones. ¿Cómo resolver estas situaciones, que son aún más delicadas si no conoces o no conoces bien a la otra persona (de lo contrario, sabrías con qué mejilla comienza y la cantidad de besos que hace)? En ambos casos, los franceses tienen la misma reacción: ríen (para reducir la vergüenza) y comentanla situación: ¿¡Ah!? ¿Empieza /empiezas por la derecha? « ¿¡Ah!? ¿Hace / haces tres? ». Nos reímos y cada uno memoriza la manera de hacer del otro: la próxima vez, antes de besarse, siempre riendo, diremos « ¿Así que? ¿por dónde empezamos? con la izquierda o la derecha? » « ¿Cuántoshacemos? » . De esta manera, encontraremos un terreno común y habremos fijado nuestro saludopara el futuro.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,