¿Qué es un «cadre d’entreprise» en francés?

A menudo es difícil para los estudiantes de francés como lengua extranjera entender exactamente qué es un cadre d’entreprise. Primero, porque este concepto no abarca la definición del ejecutivo español. En segundo lugar, porque hay que admitir que no está muy claro o al menos se refiere a realidades diferentes según el punto de vista propuesto.

Recordemos que la palabra cadre, que proviene del italiano quadro (es decir, cuadrado), es un marco que rodea un cuadro, una foto, etc. Se podría deducir a priori que un cadre d’entreprise es una persona que encuadra, es decir, que dirige un grupo de trabajadores. Sin embargo, esto no es del todo exacto: un cadre puede muy bien no tener empleados subalternos (un ingeniero, por ejemplo) y un asalariado a veces dirige un equipo de trabajadores… Para la población, un cadre es más bien un trabajador con responsabilidades importantes dentro de la empresa.

Quizás sea más justo decir que un cadre d’entreprise es un trabajador con un estatus reconocido en los convenios colectivos. Es la empresa la que reconoce al empleado este estatus. Este último está asociado en particular a un régimen de pensión complementaria específica y tiene ventajas para la cobertura social y en caso de despido.

La carga simbólica de la función de cadre sigue siendo muy importante: para el trabajador, el estatus representa, de hecho, un rango en la jerarquía de la empresa y convertirse en cadre por promoción interna siempre se vive como un rito de paso.

Finalmente, para ser exhaustivo, queda por decir que hay una jerarquía entre los cadres: distinguimos los cadres moyens (o intermédiaires) y los cadres supérieurs (o dirigeants).

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , ,

Cómo los franceses expresan su satisfacción

Ya hemos visto que los franceses a menudo prefieren expresarse mediante la negación: dicen quizás más a menudo « Il ne fait pas chaud » («No hace calor») que « Il fait froid » («Hace frío»). A veces se llega a ciertas frases un poco sorprendentes: algo frecuente y habitual se convierte en algo que « n’est pas rare » («no es inusual»); en lugar de decir simplemente: « C’est vrai ! »  («¡Es verdad!»), muchos franceses prefieren decir « C’est pas faux ! » («¡No es falso!»); y cuando algo es objeto de consenso, se dice que ello « ne suscite guère de polémique» («no suscita apenas controversia!»)!

Sin embargo, esta forma de expresarse también puede herir al interlocutor cuando traduce una evaluación o un sentimiento. Responder « Pourquoi pas ? » («¿Por qué no?») a una propuesta no parece mostrar gran entusiasmo; sin embargo, es la forma más habitual de responder

Pero, ¿qué decir del « C’est pas mal ! » («¡No está mal!»), utilizado a diestro y siniestro? Pues bien, ¡es la forma francesa más frecuente de evaluar positivamente y expresar su satisfacción! Un cliente que responde « C’est pas mal ! » parece poco o nada satisfecho: en realidad ¡a menudo no hay ningún problema! (de hecho, dependerá mucho de la prosodia utilizada y, en particular, de la entonación).

Entonces, ¿por qué evaluarlo así? Los franceses parecen tener en mente que existe una perfección a partir de la cual miden cada cosa: y ésta, por definición, se encuentra alejada de esta perfección. Es un poco como la historia del vaso medio lleno: ¡los franceses parecen siempre ver un vaso medio vacío !

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

El tuteo en el trabajo

Durante mucho tiempo reservado a la esfera familiar o íntima (ver nuestro post), el «tú» se democratiza, incluso en el trabajo. Por tanto, el tuteo ya no se considera una grosería (antes, tutear a una persona imprudentemente te exponía a la réplica fulminante: « On n’a pas élevé les cochons ensemble ! », es decir: «¡No hemos criado a los cerdos juntos!»).

En algunas empresas, el sociólogo Baptiste Coulmont habla incluso de «cultura del tuteo», ya que esta generalización, lejos de ser una opción, se convierte poco a poco en el modo habitual de comunicación.

¿Cuáles son las razones de esta tendencia? La voluntad de difuminar las diferencias jerárquicas parece la principal. El uso del «tú» da también una imagen más moderna y relajada de la empresa: parece que las start-up han adoptado el futbolín y el tenis de mesa al mismo tiempo que el tuteo!

Ciertamente, algunos sectores, en particular la administración pública, presentan signos de resistencia a la emergencia del «tú». Pero, sobre todo, como explica Alex Alber de la Universidad de Tours, «se trata, ante todo, de una práctica de hombres y ejecutivos del sector privado. Sólo una de cada diez mujeres tutea a su jefe. Sin embargo, este es el caso de siete de cada diez hombres». Lejos de indicar realmente alguna proximidad, el tuteo parece ser más bien un sutil marcador social. Un(a) empleado(a) preferirá, en principio, tratar de usted a su superior. La generalización del «tú» no es, por tanto, tan sistemática como parece…

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , , ,

Clases de francés en empresas

Hasta la crisis de 2007-2008, las pymes españolas y particularmente las catalanas, a menudo han descuidado o incluso ignorado a sus vecinos del Norte y del Sur. Pero, cuando se desplomó repentinamente el mercado interno, buscaron nuevos mercados para exportar lo que ya no podían vender en España.

Luego, lógicamente, redescubrieron a su vecino del Norte, Francia, que a menudo representaba un gran mercado. El problema al que se enfrentaron de inmediato fue que sus empleados a menudo no hablaban francés: durante años, las empresas habían favorecido la formación en inglés para sus empleados. Sabemos que, si el conocimiento del inglés es necesario, hoy ya no es suficiente. Hablando comercialmente, es y siempre será mucho más fácil vender un producto en el idioma del cliente.

A principios de la década del 2010, algunas pymes comenzaron pues a ofrecer cursos de francés a sus empleados, principalmente a sus comerciales. Habiendo adquirido éstos, los conceptos básicos del idioma y comenzando a prospectar en Francia, estas compañías rápidamente se dieron cuenta de que era relativamente fácil hacer negocios con empresas francesas por dos razones:

  1. A pesar de los prejuicios frecuentemente generalizados, una empresa francesa no tiene ninguna sospecha ni menosprecio por la calidad española de un producto o de un servicio.
  2. Una empresa francesa satisfecha con su proveedor, generalmente busca establecer con él una verdadera relación de confianza, es decir, que nunca competirá sistemáticamente con todos sus competidores para cada nueva oferta.

Nuestros cursos de francés han sido extraordinariamente positivos para todos nuestros clientes. A veces los resultados han sido espectaculares. Empezamos a formar a los colaboradores de Bundó Display en 2013. En ese momento, el 10% de la cifra de negocios de la empresa se exportaba a Francia. ¡Seis años después, ese porcentaje supera el 50% !

¡Nuestros cursos de francés en empresas te permiten exportar mejor en Francia!

Tagged , , ,

La organización de las vacaciones pagadas en Francia

Después de 1982, la duración de las vacaciones es de cinco semanas. La organización material de estas vacaciones intenta conciliar la prerrogativa patronal de organización del trabajo con el derecho al descanso del asalariado.

El empresario debe establecer un sistema de vacaciones determinado, bien sea por el convenio colectivo aplicable o bien unilateralmente, previa consulta con los delegados del personal y/o del comité de empresa. A menos que la empresa no cierre durante las vacaciones, pertenece al empresario fijar el orden de salidas, previa consulta con el personal o sus delegados, teniendo en cuenta la situación de familia de los beneficiarios y de la duración de sus servicios en la empresa.

Si el trabajador no puede decidir sus días de vacaciones, debe tener por lo menos doce días consecutivos de vacaciones y un máximo de 24 días durante el periodo legal (desde el 1 de mayo al 31 de octubre) o el periodo de substitución (periodo legal modificado por un convenio colectivo). La 5ª semana o las otras vacaciones suplementarias, por ejemplo aquellas que compensando la reducción del tiempo de trabajo deben tomarse fuera de este período.

El asalariado no puede aplazar las vacaciones al año siguiente o pedir al empresario de pagárselas bajo la forma de indemnización. Por consiguiente, el trabajador que no ha hecho todos sus días de vacaciones durante el periodo correspondiente las pierde, a menos que sea el empresario que ha impedido que las hiciera.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

El enfoque teórico de los franceses

La demostración teórica siempre prevalece para los franceses. Es poco probable que intenten poner en práctica un proyecto que no haya sido conceptualizado a priori. La consecuencia es que les cuesta entender que se puede tratar de llevar a cabo un proyecto sin haberlo definido previamente racionalmente. Uno puede imaginar posibles malentendidos con personas más pragmáticas como los anglosajones o los japoneses; Carlos Ghosn, el CEO de Renault-Nissan, explica en su libro Citoyen du monde: «Los japoneses no son los campeones de la teoría. Su punto fuerte es comenzar con una observación pragmática, simple, y tratar de construir una solución. No he visto pruebas muy teóricas producidas en Japón.»

El esfuerzo de definición es, por lo tanto, para los franceses, siempre capital y necesario, y cualquier reunión de trabajo con ellos sobre este punto es edificante. Esto no es sorprendente: en Francia, el sistema educativo transmite la idea de que la respuesta a un problema solo se encuentra definiendo sus términos y que, por lo tanto, hay tantas soluciones como definiciones.

Este apego a la teoría es su fortaleza (y tal vez explica la excelencia de los teóricos franceses, desde las matemáticas hasta todas las ciencias sociales); también es a veces su debilidad. Eso es lo que señala un famoso -y viejo- chiste inglés. Un día, un inglés logra mostrar a un francés, pruebas materiales para apoyar, que Dios existe. El francés escucha, permanece en silencio durante un momento y finalmente responde: «De acuerdo, de hecho, Dios existe, ¿pero en teoría?» Por lo tanto, se les reprocha (y los propios franceses se reprochan a sí mismos) por no ser lo suficientemente pragmáticos. Este reproche es a veces excesivo: si todos, bajo la influencia principalmente anglosajona, nos volviéramos pragmáticos, ¿la comprensión del mundo no se vería disminuida? Indudablemente, la diversidad de enfoques nos permite comprender un fenómeno.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged ,

Con los franceses, ¡utilizad vuestra cultura mediterránea!

Conocer y adaptarse a los usos y costumbres de la cultura del otro es primordial si se quiere facilitar la comunicación y evitar numerosos malentendidos. Ya no se calcula el número de contratos que no han sido firmados en base a una incomprensión intercultural de las dos partes -incomprensión ligada a menudo a un pequeño «detalle» que toma, repentinamente, una importancia desmesurada.

Pero no se trata de olvidar nuestras costumbres para «simular» las del otro; hace falta también saber continuar siendo natural y utilizar en el momento oportuno los prejuicios del otro sobre nuestra cultura.

Con respecto a las relaciones humanas, el francés tiene, por ejemplo, un a priori positivo hacia los mediterráneos. Es suficiente que un italiano o un español lo tutee o le toque el brazo durante la conversación para que se sorprenda encantado de su cordialidad y piense: ¡«Caray estos españoles/italianos! ¡qué simpáticos son y cómo todo es tan fácil con ellos! (y olvidará completamente que un compatriota, teniendo la misma actitud, ¡lo habría ofuscado!).

No tengáis miedo, pues, de recurrir a estos medios para acercarse mejor a vuestro interlocutor e instaurar un clima de confianza en el momento de una negociación: fingid olvidar que sabéis el tratamiento de usted obligatorio, haced como en vuestra lengua, tuteadlo; lo que no aceptaría nunca de un compatriota será acogido complacido si sois vosotros. Se trata simplemente de no superar el límite de lo aceptable para vuestro interlocutor. Una atención activa y un poco de intuición os tendrían que permitir conseguirlo.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , , ,

En Francia, se ofrece muguete el primero de mayo

Porque huele bien, se compone de campanitas (las campanas siempre se han asociado con la buena suerte) y era relativamente poco frecuente en el sotobosque, el muguete se ha impuesto poco a poco como la vegetación amuleto.

A finales del siglo XIX, una huelga sacude Chicago proveniente de obreros que reclaman 8 horas de trabajo diario. En memoria de este día de reivindicación, la Segunda Internacional Socialista en París, que se había reunido en honor del centenario de la Revolución Francesa, hizo del primero de mayo un día de lucha mundial para reivindicar la jornada de 8 horas. Este día se dedicará a las reivindicaciones sindicales en los países industrializados. En Francia, el presidente Vincent Auriol hará que sea un día festivo en 1947.

Los obreros estaban acostumbrados de poner en su ojal un triángulo rojo que recordaba la división del trabajo (8 horas de trabajo, 8 horas de sueño y 8 horas de ocio) con motivo del 1 de mayo. En seguida, este triángulo fue sustituido por una eglantina rosa. Estando vinculada la fortuna del muguete al primero de mayo, los trabajadores decidieron en 1907 aprovecharse de ello. A partir de ese momento llevaran el muguete en el ojal.

El 1 de mayo, todo el mundo tiene el derecho de vender unas ramitas de muguete: sólo hay que estar a 40 metros de una floristería.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Las grandes líneas de la reforma del Código del Trabajo (2)

Una de las medidas más importantes de la reforma del Código del Trabajo, que ha entrado en vigor recientemente, es la que provee la ruptura negociada colectiva (es decir, «la ruptura por acuerdo mutuo en el contexto de los acuerdos colectivos»). Este sistema permite proponer salidas voluntarias a los trabajadores sin que el motivo sea económico: puede ser considerado por cualquier empresa, sea cual sea su plantilla, sin dificultades económicas ni amenazas para la competitividad.

Su objetivo es lograr la supresión de puestos de trabajo sin pasar por los despidos. Ni despido ni dimisión, por lo tanto, constituye una forma de ruptura del contrato de trabajo similar a la ruptura convencional de un CDI, contrato indefinido individual (no pueden ser impuestas sobre todo ni por el empresario ni por los trabajadores).

El Comité Económico y Social debe ser informado del proyecto propuesto con arreglo a las modalidades previstas en el acuerdo colectivo. En particular, debe especificar el número de salidas, los procedimientos para calcular las indemnizaciones por salidas, así como las condiciones de acceso al plan de salida voluntaria. Las indemnizaciones por ruptura no podrán ser inferiores a las indemnizaciones legales previstas en caso de despido por razones económicas.

A continuación, el empresario debe remitir el acuerdo colectivo mayoritario a la autoridad administrativa (director regional de empresas, de la competencia, de consumo, de trabajo y empleo) para su validación.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,

Reforma del Código Laboral en Francia (1)

Desde el 1 de enero de 2018, la reforma del Código del Trabajo ha entrado en vigor. Estas son las principales líneas de esta reforma.

En caso de despido, el empleado tiene quince días para pedirle a su empleador que especifique las razones, si esto no se ha hecho antes. El mismo plazo se concede al dirigente para responderlo. Después de un despido económico, el empleador debe otorgar al empleado despedido quince días para presentar su candidatura a los puestos abiertos a la reclasificación. Por último, el Código del Trabajo establece seis modelos de cartas estándar para garantizar los despidos por parte del empleador; éste puede aprovecharlo si lo desea.

Uno de los principales objetivos de la reforma es facilitar la negociación en la empresa. En algunos casos, el acuerdo de empresa tendrá prioridad desde este momento sobre el acuerdo sectorial. Se distinguen tres bloques:

– Bloque 1: 13 temas para los que el acuerdo sectorial establece una base mínima. El acuerdo de empresa también debe ser más favorable para modificarlo.

– Bloque 2: 4 temas sobre los cuales la sucursal puede incluir una cláusula que prohíba las derogaciones por acuerdos de empresa.

– Bloque 3: para todos los demás asuntos, el acuerdo de empresa podrá derogar el acuerdo sectorial.

El Comité Económico y Social (CES) sustituye al comité de empresa, a los representantes de los trabajadores y al comité de salud, seguridad y condiciones de trabajo; debe ser consultado sobre las orientaciones estratégicas, la situación económica y financiera, la política social de la empresa, así como sobre las condiciones de trabajo y el empleo.

Las empresas cuya plantilla oscila entre 11 y 49 empleados tienen la oportunidad de negociar directamente con los miembros electos del CES. Para las PYMES con más de 50 empleados, las empresas pueden solicitar al CES para llegar a un acuerdo. Por otro lado, en las TPE, empresas muy pequeñas (menos de 11 empleados), el empleador podrá negociar y consultar directamente a los empleados, y la creación del CES no será necesaria.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,