Puntualidad a la francesa : el cuarto de hora de cortesía

A veces hemos hablado de « quart d’heure bordelais », de « quart d’heure toulousain », de « quart d’heure rémois », de « quart d’heure charentais » … todos estos cuartos de hora, parecen ser especificidades regionales. Sin embargo, todos se refieren a la misma realidad en todo el territorio francés: ¡sería más juicioso y más preciso hablar de « quart d’heure français »!

¿A qué corresponde lo que se llama también el quart d’heure de politesse? Es el margen comúnmente aceptado para ser puntual en Francia: si tienes una cita con un amigo en un café a las 16h, ambos sabréis tácitamente que podéis llegar entre las 16h y las 16h15. A partir de esta hora, cada uno puede comenzar a preocuparse o ponerse nervioso. Este cuarto de hora de cortesía es a veces obligatorio. Si la invitación es un poco más formal, digamos que una pareja de amigos te invitan a su casa, esperarán a que no llegues antes de que termine este cuarto de hora. Concretamente, si te han invitado a las 13h, llegar antes de las 13h15 te hará llegar antes de la hora (lo que sorprenderá a tu anfitrión).

Sin embargo, ten cuidado, en el entorno profesional, el cuarto de hora de cortesía no se aplica: en general, la hora de la reunión o del almuerzo de negocios es el que se te habrá comunicado y no agregues pues 15 minutos pensando llegar a tiempo: esta vez ¡llegarás tarde!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *