La nueva página web de VOILÀ

¡Seguramente os habéis fijado que acabamos de cambiar nuestra página web! Más fácil para acceder y más clara. Permite presentarnos mejor y dar a conocer adecuadamente nuestros servicios, sobre todo nuestros cursos en empresas.

Esta nueva página web ofrece la posibilidad de visionar extractos de una sesión de corrección fonética. Al principio, los estudiantes siempre están intrigados por el contenido y la forma de estas sesiones: he aquí pues una muestra de su desarrollo; ¡ya veréis cómo es bastante divertido!

También hemos añadido una nueva sección: «Nuestros clientes». Veréis las diferentes empresas con  las que trabajamos actualmente, pero también podréis leer los objetivos de aprendizaje de cada curso y la opinión del responsable de formación (o directamente de los estudiantes implicados) sobre esta formación en francés. Estamos actualizando y recogiendo todas estas informaciones, así pues esta sección evolucionará durante las próximas semanas y esperamos que bien pronto será completada.

La página del blog es más aireada y las ilustraciones harán que sea más agradable la lectura de los billetes.

En resumen, esperamos que esta nueva versión de nuestra página web os guste y si tenéis comentarios: ¡no vaciléis!

¡Os deseamos a todos y a todas unas muy buenas fiestas de fin de año!

Tagged , ,

Las relaciones de pareja en la empresa

En general, las parejas se esconden más que se muestran, sobre todo en las PYME. Si no hay evidentemente ninguna directriz de prohibición (eso sería ilegal, desde las leyes Auroux del 1982, las empresas no pueden prohibir a sus asalariados tener una aventura, ni trasladarlos o despedirlos por esta razón), mostrarlo no está muy bien visto ya que se ve sobre todo como una fuente de problemas para la buena marcha de la empresa: si la pareja discute o incluso se separa, las relaciones profesionales corren el riesgo de volverse tensas y malas. Además, dos personas unidas sentimentalmente pueden no serlo en su trabajo en caso de relación jerárquica o si pertenecen a dos departamentos diferentes.

De todas maneras, las personas tienen, por ellas mismas, tendencia a querer proteger su intimidad. Pero una relación, por más que continúe estando oficialmente escondida, dentro del microcosmos que constituye la empresa, siempre se acaba sabiendo que «la tal” está con «tal otro». ¿La ventaja? Como es un secreto (un secreto a voces), nadie puede hacer ninguna pregunta directa (ya que se supone que no se está al corriente): ¡un medio seguro de estar tranquilo!

Y sin embargo, a pesar de este tabú, según un estudio reciente de la sociedad Monster, ¡cerca del 30% de parejas se han encontrado en el trabajo!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , ,

Expresar la consecuencia gracias a “du coup”

Seguro que conocéis numerosos conectores lógicos de consecuencia: donc, alors, par conséquent, ainsi… Existe otro que pocos estudiantes de francés lengua extranjera conocen: es du coup (por eso).

Esta expresión es muy utilizada, cada vez más utilizada e incluso, según la opinión de algunos, demasiado utilizada: esto se convierte en un tic o una manía sembrar las frases con du coup. Tenéis que prestar atención y reservar su uso para las situaciones informales y esencialmente en el oral: la expresión es familiar.

Es casi un sinónimo de par conséquent – el cual, no es utilizado en el oral. Se dice a veces que du coup se utiliza cuando la consecuencia es inesperada. No es del todo exacto. Utilizando esta expresión, simplemente hacéis creer que la consecuencia de la primera proposición es única y, al fin y al cabo, lógica.

En:

Il y avait une promotion sur les portables du coup j’en ai acheté un.

no hay relación de causa efecto entre la afirmación y la acción: no es porque haya una promoción que, automáticamente, se compre un portátil. Y, sin embargo, es lo que decís, lo que os permite legitimar vuestra acción (aquí vuestra compra): habéis tenido razón, era normal comprar uno ya que había una promoción.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

El enchufe en la empresa en Francia

En Francia, como en todas las partes del mundo, es posible entrar en una empresa por “piston” (enchufe). La imagen habla por sí sola: obtenéis un empleo gracias a una ayuda que, como el pistón, os alza de alguna manera para distinguiros mejor del lote de candidatos. Pero hablar de enchufe es peyorativo: se habla únicamente cuando una persona no es buena en su trabajo, hecho notoriamente conocido pero que se queda en su lugar de trabajo. Actualmente, enchufar consiste en dar indebidamente ventajas a una persona.

Siempre se entra mejor en una empresa si se conoce a alguien que trabaja en ella y que os recomienda. Es tan cierto que dos tercios de los ejecutivos encuentran un empleo por este medio. Según un estudio reciente de Monster, más de la mitad de los asalariados franceses consultados (57%) consideran que es el medio más eficaz para encontrar un trabajo. Pero se prefiere hablar en este caso de «boca en boca«, de «relaciones» o mejor, actualmente, de «red«. ¡Lo que pasa es que la diferencia entre las «relaciones» y el enchufe es a veces tenue!

El enchufe puede revestir una forma particular: un empleado que obtiene un ascenso dentro de una empresa gracias a sus relaciones sentimentales con su superior jerárquico, eso se llama ¡»la promotion canapé», es decir, la promoción de la cama!

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged

Los medios de transporte para ir al trabajo en Francia

¿Cómo se va al trabajo en Francia? Eso depende, claro está, de la aglomeración. En el campo o en las zonas no tan bien comunicadas por el transporte público, los franceses utilizan, evidentemente, su medio de locomoción personal, es decir, el coche. El uso de la moto tiende a desarrollarse pero continúa siendo minoritario: el clima no es siempre clemente en Francia, especialmente en la mitad norte.

Pero, si es posible, los franceses utilizan los medios de transporte público (tren, bus, tranvía), que son muy eficientes y para los cuales el Estado y las colectividades locales hacen grandes inversiones desde hace decenios (la calidad de la red de los transportes públicos es, por cierto, mencionada regularmente por los inversionistas extranjeros para motivar su elección de implantarse en Francia).

Además la circulación de los medios de transporte privado ha sido severamente limitada estos últimos años en las zonas urbanas (ver por ejemplo, en París, la reducción del número de vías y de zonas de estacionamiento) y todo indica que eso irá en aumento.

Un dispositivo legal da soporte, de una manera quizás más convincente si cabe, a los franceses a dejar su coche en el garaje: el empresario está obligado a pagar el 50% del coste de los títulos de abono de transporte entre el domicilio y el puesto de trabajo del asalariado. Este dispositivo, en un principio limitado a la región Île-de-France, ha sido extendido al conjunto del territorio en el 2009. En estas condiciones, la tarjeta Navigo para una zona (abono a los transportes parisinos) sólo cuesta actualmente 28,30 € por mes.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!


Tagged , ,

Conectores : la oposición gracias a «mais» y «quand même»

Para expresar la oposición, el francés posee numerosos conectores pero muchos de ellos son más utilizados en el escrito, como cependant, en dépit de, toutefois… En el oral, podéis usar y abusar del mais asociándolo a quand même. Muy pocos estudiantes saben hasta qué punto los franceses utilizan estas dos locuciones.

Los podéis utilizar de manera separada:

– Je lui ai dit que c’était dangereux mais il est parti.
– Je lui ai dit que c’était dangereux: il est quand même parti.

A menudo se asocian al oral:

– Je lui ai dit que c’était dangereux mais il est quand même parti. (o: il est parti quand même)

En este caso, quand même viene a reforzar el mais y enfatiza la oposición; un poco como, en el oral, se hacen repeticiones no necesarias: Paul, il est parti avec sa voisine, o: Le livre, tu me le rends demain, d’accord?

Para utilizar bien quand même, tenéis que colocarlo después del verbo:

– *Il n’a pas le permis, quand même il conduit* n’est pas possible.
– Il n’a pas le permis (mais) il conduit quand même.

Quand même es utilizado igualmente para enseñar su descontento. Imaginad que os empujan un poco bruscamente en una cola; os giráis y decís frunciendo las cejas a la persona situada detrás vuestro: «Quand même!»

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Cursos de formación contínua en las empresas francesas y españolas

Tanto en Francia como en España, la formación continua por iniciativa del empresario es, evidentemente, un asunto capital para las empresas y los asalariados. Hay, sin embargo, diferencias notables entre los dos países, tanto desde el punto de vista de su organización como de la asunción de sus gastos.

En las empresas españolas, la formación continua (como por ejemplo los cursos de francés) se realiza, a menudo, fuera de las horas de trabajo. Es habitual que la clase de lengua tenga lugar a primera hora de la mañana o durante la pausa de la comida que es, en principio, bastante larga. Estas formaciones están pagadas, generalmente, por la empresa (algunas sociedades prefieren, sin embargo, pagar una parte y el empleado añade el complemento, no es forzosamente para ahorrar sino para asegurar que el empleado esté motivado. Después, la empresa recupera la cantidad invertida a través de la Fundación Tripartita.

En Francia, estas formaciones profesionales continuas siempre tienen lugar en horario laboral; por cierto, toda acción de formación en este marco constituye legalmente tiempo de trabajo efectivo. De todas maneras, es muy previsible apostar que los cursos propuestos fuera de las horas de trabajo (mañana o pausa de la comida) ¡estarán absolutamente vacíos! Las formaciones continuas por iniciativa del empresario son cofinanciadas por cuotas patronales, una participación del Estado y por las colectividades locales.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , ,

Las vacaciones de verano en las empresas francesas

¡He aquí el verano y la llegada de las vacaciones! ¿Pero, cuándo las hacen los franceses? Durante mucho tiempo, como en España, las empresas cerraban en el mes de agosto: los trabajadores se veían, pues, obligados a irse en esta época. Pero las cosas han cambiado, incluso si algunas PYME continúan cerrando durante una parte del mes de agosto.

Actualmente, los franceses, como los españoles, hacen las vacaciones en julio o en agosto, y cada vez es más frecuente (sobre todo si no tienen niños) que se vayan en junio o septiembre con el fin de beneficiarse de las tarifas reducidas que hay en el sector del turismo.

La duración de las vacaciones tampoco ya no es la misma. Durante mucho tiempo ha sido de cuatro semanas; actualmente, las estancias turísticas estivales de los franceses son menos largas. Más la duración legal de las vacaciones pagadas se ha alargado (actualmente cinco semanas más los RTT – ver nuestro post precedente), más han fraccionado sus vacaciones con el fin de beneficiarse de periodos de permisos dos e incluso tres veces al año. En verano, actualmente, pocos se van un mes completo y la mayoría hace dos o tres semanas.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Por nuestra parte, aunque continuamos trabajando durante el mes de julio, las vacaciones de nuestro blog empiezan hoy. ¡Os deseamos a todos y a todas un excelente verano y esperamos encontraros a principios del mes de septiembre!

Tagged , ,

¡En el trabajo, ninguna pausa por la mañana para los franceses!

En España, y más precisamente en Cataluña, la pausa en el trabajo a media mañana es un rito compartido por todo el mundo y del cual es difícil prescindir. Hacia las diez y media o las once, los despachos se vacían, y los trabajadores se turnan, a menudo en pequeños grupos de 3-4, para encontrarse en el bar como de costumbre. Allí, toman un pequeño bocadillo o un croissant con una bebida caliente (café, café con leche, etc.). Esta pausa dura más o menos 20 minutos. Es el segundo desayuno del día: el primero, que se reduce a una simple bebida caliente, se toma generalmente en casa.

En Francia, no encontrará nada parecido. Por la misma razón que los franceses acaban relativamente pronto su jornada de trabajo (prefieren concentrar sus esfuerzos sobre un lapso de tiempo más corto, ver nuestro post precedente), los franceses trabajan, en principio, de un tirón hasta la comida. Hay que decir también que esto les es más fácil: dado que su comida tendrá lugar entre el mediodía y las 13 h (y no hacia las 14 h como los españoles), se arriesgan menos a pasar hambre sin tomar un tentempié! En general, los franceses toman un desayuno consistente en casa, se marchan al trabajo, y esperan la hora del almuerzo para volver a comer.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , ,

Cursos de francés para empresas: la importancia del intercultural

No se destaca demasiado la importancia del intercultural en las clases de francés para empresas y, sin embargo, es capital. Se puede definir rápidamente el intercultural como la sensibilización hacia la cultura del otro. Cada uno actúa en función de los códigos de su propia cultura y cada uno piensa inconscientemente que esta manera de hacer es no solamente “normal” sino que es “mejor”.

Esta sensibilización es más importante cuanto más cercanas son o parecen ser las culturas. Esto puede parecer paradójico pero se explica fácilmente.


Si un español va a comerciar con China, automáticamente estará en alerta continua para descifrar y entender la cultura china: cada uno sabe que éstas son culturas radicalmente diferentes. Sin un aprendizaje específico, este desciframiento será, sin duda, difícil para él; al menos, sabrá que es necesario adaptarse a la cultura del otro.

Pero si el mismo español hace negocios con un francés también pensará, automáticamente, como en el caso anterior: “Nuestros países son europeos y, además, somos vecinos y hablamos dos lenguas románicas: deberíamos entendernos fácilmente.” Ahora bien, los nativos de los dos países actúan y piensan de forma distinta en numerosos ámbitos, lo que provoca malentendidos, incomprensiones y explica un buen número de fracasos comerciales. Ahí está porqué es importante estar sensibilizado por la cultura del otro.

En nuestros cursos de francés para empresas, ¡también se aprende esto!

Tagged , , , ,